Apendicitis en niños: signos y síntomas

COMPARTIR EN:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

En la consulta médica de un niño es muy común que pasen 2 cosas: que el niño mienta sobre su dolor por miedo a ser intervenido u hospitalizado, o que, siguiendo el consejo de sus padres, exagere su molestia para que pueda ser atendido con mayor velocidad.  Estos factores, aunque parezca mentira, son algunas de las complejidades con las que tiene que lidiar un cirujano pediatra que va a atender una apendicitis en niños.

El Doctor Julio Bedoya Orihuela, Cirujano Pediatra del HNDAC, aseguró que es vital saber con exactitud la condición del menor para actuar de inmediato. En apendicitis, según dijo, el tratamiento es netamente quirúrgico, pero hay que saber intervenir en el momento adecuado.

“La apendicitis en niños es un cuadro de necesidad quirúrgica que se caracteriza por una inflamación y una infección de una prolongación a manera de tubo ciego que existe en la parte inicial del intestino grueso. Se puede presentar en cualquier edad, pero en niños por lo general aparece en su etapa escolar”, dijo.

Tambien te puede interesar: Hipotiroidismo, todo lo que debes saber

“La causa mayor se debe a una inflamación en las paredes del apéndice producto de un proceso infeccioso que puede ser viral o bacteriano. Esta infección va a producir una reacción en la base la bolsa y en consecuencia va a producir una obstrucción en la entrada de este tubo llamado apéndice. Todo el contenido que se queda dentro (materias fecales) va a inflamar más la apéndice, la va a poner roja y la va a terminar rompiendo. Cuando pasa esto se va a producir lo que conocemos como peritonitis”, agregó.

El especialista señaló que cuando un niño tiene un dolor abdominal prolongado puede tener apendicitis. Además, las náuseas, vómitos y la fiebre son otros síntomas que pueden presentarse.  Si pasa esto, se debe acudir al médico y operar.

“En la operación se debe sacar la apéndice que ya está enferma y limpiar la zona. En una etapa inicial las complicaciones son mínimas; sin embargo si no se opera rápido y se vuelve una peritonitis, las molestias pueden durar meses, la herida se puede infectar y podría haber hasta sangrado.

Si quieres saber más de este y otros temas de salud, no te pierdas el programa Tu Salud Primero, a través del Facebook Oficial del Hospital Carrión.

Oficina de Imagen Institucional

 

Tambien te puede interesar