Central Telefónica +511 614-7474

Autoevaluación y Acreditación

I. INTRODUCCIÓN

El proceso para la  acreditación se inicia en el país en Junio de 1993,  fue evolucionando, y actualmente se viene  desarrollando en las Instituciones prestadoras de salud en concordancia con el Plan Nacional Concertado de Salud, Lineamiento de Política 5, de mejoramiento progresivo de la oferta y calidad de los servicios de salud.

La aplicación de la norma de acreditación es de alcance nacional y es un proceso gradual, que incluye el proceso de autoevaluación y es  de carácter obligatorio; y una evaluación externa de carácter voluntario, pero necesario, para adquirir la condición de acreditado con un enfoque centrado en los procesos.

El Hospital Nacional Daniel Alcides Carrión en el 2009 asumió ese reto en las diferentes fases del proceso de implementación y validación de la acreditación en el Sector Salud. Este compromiso se  inicia con  la Autoevaluación, fase primera y obligatoria de este proceso, que asegura que la organización tenga un mecanismo  de monitoreo para el mejoramiento continuo de la calidad.

La evolución de la calificación del proceso de autoevaluación en el HNDAC ha sido lenta, sin embargo, es preciso mencionar que desde el año 2016 se dio especial énfasis a la participación activa del  Comité de Acreditación hospitalaria para que impulse el proceso y participe en la elaboración del plan de acciones de mejora con el fin de cumplir con los estándares para la acreditación hospitalaria en base a los resultados de la autoevaluación, priorizando los macroprocesos  a intervenir.

La Autoevaluación es una importante actividad incorporada en el Plan Operativo Anual POA institucional que está a cargo de un equipo de evaluadores internos preparados y capacitados en base al perfil necesario descrito  en la norma de Acreditación.

Se organizan los equipos de evaluadores internos en relación a los macroprocesos, revisando, discutiendo y analizando los instrumentación acorde  a  los estándares de acreditación, atributos de la calidad, criterios de evaluación, fuentes auditables, y técnicas de evaluación; elaborándose luego, los documentos necesarios para realizar el proceso de manera imparcial, autónoma y evitando conflictos de intereses, así como interactuando con los jefes o representantes de los departamentos, oficinas y  servicios.

Constituye pilar importante para realizar la  Autoevaluación, la conjunción de voluntades: De un lado el apoyo decidido de las autoridades sanitarias regionales e institucionales, autoridades políticas, y  por otro lado  la responsabilidad del establecimiento de salud, que permitan  obtener resultados que   otorguen credibilidad al proceso ante la comunidad.

II. JUSTIFICACIÓN

El  proceso de acreditación abarca  todos los niveles de complejidad  en la prestación del servicio sanitario, sin importar su naturaleza jurídica ni su pertenencia a alguno de los cuatro sub sectores de nuestro sistema de salud. Aún más, si se partió del supuesto que la acreditación busca estandarizar las condiciones de entrega de la prestación de  salud y que ésta a su vez debe ser capaz de reflejar las serias restricciones de cada sub sector, por tanto debe reflejar el esfuerzo del prestador por mejorar la prestación y orientarse a un ejercicio institucional pro-derechos en salud, que contiene a la calidad como uno de sus principios.

El Hospital Nacional Daniel Alcides Carrión, establecimiento de salud de nivel de complejidad III-1, en los últimos años  ha implementado estrategias que han abordado el tema de mejora de la calidad en los servicios de salud en sus diferentes áreas estructurales y funcionales; sin embargo aún se observan limitaciones en la implementación de procesos en el marco de un programa de gestión de calidad, que permita un cambio significativo en la satisfacción de los usuarios y la capacidad de respuesta como hospital referencial a nivel regional y nacional. En la perspectiva del desarrollo de una gestión hospitalaria moderna basado en la calidad;  la acreditación es una herramienta para la mejora Institucional que genera un claro incentivo más aún cuando en el futuro estará ligado al financiamiento por terceros.

El Aseguramiento Universal y la creación de un Sistema Único de Salud hará que nuestras deficiencias deban ser superadas utilizando herramientas que aseguren la mejora continua de la calidad mediante el rediseño de los procesos en sus diferentes componentes.

El proceso de autoevaluación tiene como propósito evaluar la brecha existente con los estándares establecidos en la norma técnica. Esta brecha debe ser tomada como referente para mejorar los procesos que sean necesarios en plazos establecidos y planteados como objetivos de gestión en los diferentes niveles de la institución de acuerdo a la capacidad de resolución respectiva. Además debemos considerar que este ejercicio periódico nos servirá de gran ayuda para alcanzar la acreditación.

macroprocesos.jpg

NORMATIVAS

Copyright © Hospital Nacional Daniel Alcides Carrión Todos los Derechos Reservados.

Oficina de Estadística e Informática