Enfermedades de transmisión sexual más comunes en mujeres

COMPARTIR EN:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Las enfermedades de transmisión sexual muchas veces no tienen los síntomas más severos. De hecho, es probable que sean tan minúsculos que el paciente decida pasarlo por alto y no acudir al consultorio del especialista. Un grave error que es muy recurrente en nuestro país, pero que se debe corregir a tiempo para evitar complicaciones extremas.

En esta oportunidad nos enfocaremos en las enfermedades de transmisión sexual más comunes en las mujeres y la doctora Isabel Zumalave Grados, gíneco-obstetra del Hospital Nacional Daniel Alcides Carrión, es la encargada de contarnos cuáles son y qué complicaciones traen consigo.

“Las infecciones de transmisión sexual se transmiten por intermedio de las relaciones sexuales. Los principales síntomas tienen que ver con el flujo vaginal y este variará dependiendo del microorganismo que esté involucrado.  Las mujeres pueden presentar dolor pélvico, ardor al orinar, sangrado posterior a las relaciones sexuales, etc”, dijo la especialista.

Entre las enfermedades más comunes están el VIH, la gonorrea, el herpes genital y la sífilis. Asimismo, cada una de ellas tiene sus propias complicaciones y síntomas. Lamentablemente, casi siempre, los síntomas son casi invisibles en un inicio de la enfermedad.

“Las infecciones por gonorrea por lo general va a causar un tipo de flujo amarillento espeso, se puede presentar entre 2 o 7 días después del contacto y su complicación más importante es que puede causar infertilidad. La sífilis, en tanto,  se presenta con úlceras a nivel genital, oral o anal. Generalmente no duelen, pero si no se trata adecuadamente puede avanzar y producir lesiones a nivel de piel o glucosa y hasta problemas cardiacos.  Asimismo  el herpes se presenta con lesiones como ampollas pequeñas que pueden desaparecer, pero manteniendo al virus en el organismo. Esta enfermedad puede terminar en el temido cáncer de cuello uterino. Por último, también está el conocido VIH”, expuso la doctora Zumalave Grados.

Como quedó evidenciado las enfermedades de transmisión sexual no son fáciles de detectar y toman tiempo en desarrollarse por eso es importante acudir al ginecólogo a la primera anormalidad que sintamos en nuestro organismo.

De igual manera, es importante el uso de anticonceptivos y, en especial, del preservativo en el caso de no mantener relaciones con una pareja estable para así protegernos de las enfermedades de transmisión sexual.

Si quieres saber más de este y otros temas de salud, no te pierdas el programa Tu Salud Primero a través de las redes sociales del Hospital Carrión.

Oficina de Imagen Institucional

 

Tambien te puede interesar