Notas de Prensa

Más de 50 personas con discapacidad recibieron prótesis

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

La tarea más dura de superar para los profesionales del Hospital Nacional Daniel Alcides Carrión al momento de tratar a un paciente que ha perdido una de sus extremidades no es la cirugía o la terapia. De hecho, esas técnicas resultan un tanto sencillas en comparación al trabajo que se realiza  para combatir la “etapa de duelo” propia de una persona que sufrió un trauma como la amputación de un miembro superior o inferior.

En esta etapa en la que el paciente se pregunta constantemente si su vida no vale nada y donde la tristeza se vuelve una compañera constante, es donde el equipo profesional carrionista lucha sus batallas más complicadas.

El equipo del Departamento de Psicología del HNDAC, trabaja en conjunto con el Departamento de Medicina de Rehabilitación  para volverse como la mano derecha del paciente y motivarlos hasta  el punto de que puedan recuperar sus sueños y reinsertarse a la sociedad.

Ese, por ejemplo, fue el caso de un valeroso niño de solo 13 años llamado Adriano Cárdenas que, tras recibir su prótesis el último 8 de marzo, ahora apunta a estudiar, ganarse una beca y cumplir el mayor de sus sueños: conocer y vivir en Japón.

“Siento como si tuviera otra vez mis piernas.  Somos muy amigos en el programa los pacientes y los doctores. Ellos se preocupan por nosotros, nos atienden y nos dan consejos. Esto me va a ayudar porque voy a poder seguir estudiando, terminar la secundaria e ir a Japón. Mi sueño es que me den una beca y poder viajar. Estoy seguro que lo voy a lograr”, confesó.

Y no es el único. En la entrega de las más de 50 prótesis donada por la ONG estadounidense Dreaming and Working Together, el señor Pablo Rivas Arias nos puso a bailar a todos con su gran talento para tocar y cantar música nacional. Ahora, tras recibir su prótesis, el señor Rivas espera poder dedicarse a su gran pasión y seguir sacando  adelante a todos sus seres queridos.

Y es que como lo apuntó la Jefa del Departamento de Medicina de Rehabilitación, la doctora Mary Silvia Querevalú, el gran reto que tiene tanto su equipo como el de psicología, nutrición y el servicio social es la recuperación total de sus pacientes y, con esfuerzo y trabajo, es una meta que año tras año no deja de cumplirse. A seguir así.

Oficina de Imagen Institucional

COMPARTIR

OTRAS NOTICIAS