Cáncer de Pulmón: ¿cómo detectar un tumor a tiempo?

COMPARTIR EN:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Una cajetilla de cigarrillos viajando continuamente en el bolsillo de una camisa y una carraspera que parece nunca acabar, son algunos características que nos pueden indicar que deberíamos llevar a papá, mamá o ese ser querido a una evaluación pulmonar. A diferencia de otros tipos de enfermedades, el cáncer de pulmón da señales previas a las que no podemos ignorar.

Solo en nuestra región Callao, el Cáncer de Pulmón es una de las enfermedades más mortales. Y es todo un reto para los especialistas lidiar con las alarmantes cifras pues, a pesar de su letalidad, también es considerado por los oncólogos como una de las enfermedades más curables.

El Dr. José Carlos Revilla, Jefe del Departamento de Oncología del Hospital Nacional Daniel Alcides Carrión, explicó las formas de hacerle frente a este tipo de cáncer y también los tratamientos para ganar la batalla.

“El principal factor de riesgo está relacionado con el uso de tabaco. La persona que fuma alrededor de una cajetilla al día y tiene más de 50 años ya es considerado de alto riesgo. Tener una enfermedad crónica de pulmón (EPOC o Enfisema), donde el pulmón se caracteriza por tener grandes cantidades de flemas o tener insuficiencia respiratoria crónica, es otro factor. Además, la exposición ambiental de gases del subsuelo puede provocar este tipo de cáncer. Las personas que tienen riesgo deben tener una evaluación médica para realizar una imagen del pulmón”, dijo el oncólogo.

En cuanto al cáncer de pulmón existen 2 tipos: el que ocurre en la parte central del pulmón, donde están los bronquios principales y es el que produce más tos; y el cáncer de la periferie del pulmón, el que se encuentra a alrededor del tórax. Una vez definido el tipo, es necesario hacer una biopsia para ver cómo está el tumor y cuánto se ha diseminado.

“Hacemos el estadiaje para saber a dónde se esparce o donde se disemina. Al cáncer de pulmón le encanta hacer metástasis en la cabeza, al hígado y a los huesos. Así que es indispensable conocerlo. Una vez que sabemos esto, empezamos el tratamiento”, agregó.

El tratamiento es con la clásica quimioterapia, la cual suele ser muy efectiva. Pero si el cáncer aún no se ha diseminado y está localizado solo en el pulmón, es decir aún no hace metástasis, es muy curable con tratamientos que combinan entre una radioterapia y quimioterapia.

“Es una enfermedad muy letal: de 10 pacientes que tienen un nódulo pulmonar, solo 3 logran superar el año. Esto nos obliga a los médicos a ser muy agresivos en el diagnóstico. Pero la prevención es el éxito en el tratamiento contra el cáncer. Yo les recomiendo cero tabaco y no tener contacto con gases tóxicos”, concluyó el doctor Revilla.

A estar alertas. Y ya saben, si quieren saber más de este y otros temas de salud, no pueden perderse el programa “Tu salud Primero”, a través del Facebook Oficial del HNDAC.

Oficina de Imagen Institucional

Tambien te puede interesar