El Hongo Negro y el COVID-19: todo lo que debes saber

COMPARTIR EN:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

La Mucormicosis o el “Hongo Negro”, como se le conoce comúnmente, es una infección mortal, pero, a diferencias de otras como la COVID-19, esta no se transmite de persona a persona. Nada de eso. Aunque usted no lo crea, a este hongo lo combatimos durante casi toda nuestra vida.

¿Y cómo es eso posible? Sucede que, dado las ubicaciones que prefiere el hongo, es casi seguro que la gran mayoría de personas haya absorbido al menos una vez sus esporas. Por lo general está cerca de ambientes con basura, desechos de alimentos y en todo lugar contaminado.

Reconocerlo es imposible, pero para estar alertas y saber qué personas están más vulnerables a un contagio, el médico internista del Hospital Nacional Daniel Alcides Carrión, Mario Florián, contó todos los detalles de este singular hongo que en tiempos de pandemia ha empezado a tomar un protagonismo inusual.

“Se llama Hongo Negro porque dentro de sus características, cuando afecta al ser humano, produce necrosis de los tejidos y escaras necróticas negras. Este hongo ingresa en las arterias y ocasionan infartos que producen necrosis. Le da apariencia necrosa a los tejidos”, sostuvo el especialista.

“Normalmente no produce infección en el ser humano porque las personas tienen la capacidad de que, con su inmunidad, combatirlo y vencerlo; sin embargo es todo un riesgo mortal para las personas con diabetes, con defensas disminuidas o problemas inmunitarios”, precisó.

Con relación al paciente con COVID-19, el doctor enfatizó en que debido a corticoides que usan los pacientes en estado grave, el Hongo Negro ve en ellos una oportunidad para atacar con fuerza. Esto sumado a la baja de defensas normales por la infección, hacen a la combinación Coronavirus – Mucormicosis altamente mortal.

“Los síntomas que pueden presentarse son: dolor similar al de la sinusitis en las vías espiratorias, dolor facial, dolor cefaleano y fiebre. Además, pueden empezar a observarse lesiones en las fosas nasales y puede haber dificultad respiratoria o expectoración con sangre. Ante la aparición de estos síntomas hay que realizar la biopsia y empezar con el tratamiento”, sostuvo.

El tratamiento es médico y quirúrgico: se debe combatir con un medicamento anti fúngico y también quirúrgicamente porque habrá que drenar las lesiones necróticas que deje esta infección.

Si quieres saber más de este y otros temas de salud no te puedes perder el programa “Tu Salud Primero”, a través de las redes sociales del HNDAC.

Oficina de Imagen Institucional

Tambien te puede interesar