Hemorroides : todo lo que debes saber

COMPARTIR EN:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Puede resultar un tema vergonzoso para algunos, pero no hay razón para agachar la cabeza. Según los especialistas, las hemorroides son una enfermedad muy común entre la población económicamente activa  y no tratarlas a tiempo puede desencadenar en una serie de complicaciones.

Además, la aparición de hemorroides también puede ser síntoma de un repentino cáncer de recto o colon, por lo que es mejor acudir al médico ni bien las identifiquemos. Pero, ¿Por qué aparecen estas bolitas dolorosas en la zona anal? Todo lo explicó el doctor Gustavo Tagle Carbajal, cirujano general del HNDAC, en el programa “Tu Salud Primero”.

“Las hemorroides son dilataciones varicosas del plexo venoso a nivel del ano. En la zona anal tenemos varias venas hemorroidales y la dilatación varicosa de estas venas son llamadas hemorroides. Se producen por dos motivos principales: un proceso infeccioso a nivel de esta zona que hace que se inflamen las venas y se dilaten; y otro es por una presión en el abdomen ya sea por el embarazo, el estreñimiento crónico, las personas que hacen mucho esfuerzo físico o las personas que paran mucho tiempo de pie”, dijo el especialista.

Las hemorroides pueden ser internas o externas y se clasifican en cuatro grados: “pueden ser de grado uno (cuando no salen al exterior), de grado 2 (cuando salen al borde), de grado 3(cuando la pelotita se exterioriza pero se reduce) y de grado 4 (cuando ya permanece afuera del ano la bolita)”, agregó.

Los síntomas que pueden presentarse los observamos cuando por ejemplo sentimos la pequeña protuberancia que sale fuera del ano, escozor en la zona, sangrado y dolor cuando la persona hace su deposición. “Se diagnostica a la visión, con un examen físico cuando se ven las bolitas afuera. Si no se ven, hay que hacerle un tacto rectal y evaluar si hay bolitas adentro. También se podría hacer una endoscopia anal, generalmente es cuando el paciente presenta sangrado y se hace para descartar un cáncer de colon o recto”, agregó el doctor.

El tratamiento se brindará dependiendo del grado: “En el grado 1 y 2 el tratamiento es de manejo médico, pero en el grado 3 y 4  es de manejo quirúrgico. Se puede extirpar la bolita y coser; o se puede extirpar la bolita y dejarla abierta para luego curarlo con limpieza y dejando que se reconstruya la piel”, complementó.

Las hemorroides pueden presentarse desde la adolescencia, pero son más comunes en la población económicamente activa. Hay que aprender a tratarlas a tiempo. Si quieres saber de este y más temas de salud no te pierdas el programa “Tu salud Primero”, por el fanpage del HNDAC.

Oficina de Imagen Institucional

Tambien te puede interesar