La importancia de la nutrición en la madre lactante

COMPARTIR EN:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

El primer paso para que el nacimiento de un bebé sea exitoso es aportar para que su formación, desde el vientre, sea el óptimo. Y esto es un trabajo que solo se consigue con una buena nutrición de la madre gestante y, posteriormente – cuando el bebé ya nació-, también lactante.

El dicho “mujer embarazada come por dos”, no siempre es cierto. De hecho la nutricionista del Hospital Nacional Daniel Alcides Carrión, Mayra Coronado, no lo recomienda. La especialista precisó la importancia de un equilibrio en la dieta de la mujer para poder nutrir de la mejor manera a su bebé.

“La nutrición de la mujer que da de lactar es importante ya que va a haber una demanda de energía para ella y otro para el adecuado crecimiento del niño. Sus necesidades energéticas y proteicas se incrementan y  son aproximadamente 500 calorías adicionales las que tiene que consumir”, dijo.

Si bien necesita comer más, esto no significa comer cualquier alimento. Para lograr una leche materna que pueda nutrir de la mejor manera al niño se necesita el consumo de productos de origen animal como la carne, el pollo, el pescado, las vísceras y los lácteos. Asimismo, los cereales, frutas y  verduras nos van a aportar una importante energía para el transcurso de cada día.

¿Qué pasa con las mamitas que consideran que no producen la suficiente leche materna? “El tema psicológico también importa. Hay madres que se desesperan por no producir la suficiente leche y complementan con fórmula. Pero lo importante es mantener la calma porque esto es progresivo. La leche va a salir si se sigue las indicaciones y hay que recordar que hasta la edad de 6 meses, el único alimento que necesita un niño es la leche de su mamá”, dijo la nutricionista.

Ahora, el médico es el que recomendará las dietas y es que no es igual lo que tiene que consumir una mamita en su peso ideal con lo que debe comer una madre con sobrepeso. Asimismo, si la mujer padece de alguna enfermedad son factores que pueden afectar sus insumos de alimentos.

Por otro lado, los doctores recomiendan que después de los seis meses de lactancia, se le vaya dando al niño papillas y alimentos suaves fáciles de asimilar. De igual manera, se recomienda dar de lactar hasta que el menor la rechace por si solo.

Si quieres saber más de este y otros temas de salud, no te pierdas el programa “Tu Salud Primero”, a través de las redes sociales del Hospital Carrión.

Oficina de Imagen Institucional

Tambien te puede interesar